El gran desarrollo de infraestructuras para producción de energía a partir de fuentes renovables no es algo libre de costes. Cambiar el mix energético y eliminar el uso del petróleo/carbón supone una gran factura que tenemos que abonar. El coste y el consumo de energía se ha disparado durante años y es seguro que seguirá aumentando debido al uso cada vez mayor de coches eléctricos

El consumo de energía se dispara

El gran desarrollo de infraestructuras para producción de energía a partir de fuentes renovables no es algo libre de costes. Cambiar el mix energético y eliminar el uso del petróleo/carbón supone una gran factura que todos tenemos que abonar. Las nuevas infraestructuras suponen inversiones millonarias, al ser tecnologías en una etapa de desarrollo pueden quedar desfasadas y ser necesaria una sustitución prematura, los costes de mantenimiento suelen ser mayores. Además es necesario costear la desmantelación de instalaciones de producción de energía que emiten gran volumen de CO2. El coste de todo ello se pasa a la factura energética, que pagamos todos los usuarios finales en saltos de precio progresivos pactados entre las empresas y el gobierno.

Además el coste y el consumo de energía se ha disparado durante años, a pesar de la popularidad de la iluminación que ahorra energía cada vez existen en nuestras casas más aparatos que consumen ectricidad, ordenadores, televisiones, robots cocina, etc . Además de esto en la industra automovilística ha aparecido el coche eléctrico, que utiliza la red eléctrica para recargarse, dado que esto es una opción avanzada y respetuosa con el medio-ambiente está muy promocionado y fomentado por las autoridades y se prevee que el uso de coches de este tipo va a aumentar entre los ciudadanos, pero ello conlleva que las necesidades futuras de energía aumentarán de forma exponencial. Y debido a las leyes del mercado a más demanda mayor precio.

Con todo ello es fácil entender que lo que nos espera es un aumento seguro y probablemente dramático del consumo de energía y con ello también un aumento exponencial del precio de la factura energética para todos los ciudadanos.

Si entendemos esto, sabremos lo importante que es plantearse cuanto antes inversiones en tecnologías que compensen estos costes extraordinarios que se van a producir y que nos permitan ahorrar en el gasto de nuestras edificaciones para compensar este aumento, cuanto antes empecemos a ahorrar, antes ser rentabiliza la inversión y reduciremos el gasto a largo plazo,

Contenidos relacionados

Edificios: hora de ponerse al día

Los tiempos cambian, la vida mejora, por ello hay hacer obras de reforma para que la construcción recupere valor de uso

Ver contenido

Entidad colaboradora

Habitaclima tramita directamente en su nombre la solicitud de incentivos y ayudas para la mejora de las edificaciones

Ver contenido

Propuesta económica

Partimos de una idea indicativa de gasto que la fija el cliente. En base a ello proponemos soluciones compatibles

Ver contenido

Empieza a ahorrar

El objetivo de nuestros proyectos es reducir el consumo, una vez terminados obtenemos un ahorro en la factura cada mes

Ver contenido