El ahorro energético se puede obtener de multiples formas. Nuestros técnicos tendrán en cuenta la información del estudio previo para elaborar una propuesta técnica y económica que sea compatible con las necesidades. Pero dada nuestra flexibilidad necesitamos tener una idea indicativa de gasto como punto de partida, para evitar que nuestro trabajo se convierta en algo teórico

Propuesta económica

En nuestro caso la elaboración del presupuesto es más compleja que una simple contabilización de costes desglosado en distintas categorías.. Se trata de poner en relación los costes de la inversión inicial con el beneficio de subvenciones y del ahorro futuro en costes de operación y mantenimiento. Y para ello, necesitamos calcular estos beneficios, empezando por concocer en detalle la oferta de subvenciones actualizada, para saber que porcentaje es razonable aplicar.

El objetivo de nuestros proyectos es el ahorro de energía, con lo cual una vez terminadas las obras el resultado es un ahorro en la factura energética mes a mes. De esta forma el coste inicial se compensará poco a poco hasta producir un ahorro total que en un momento futuro será igual o superior a la inversión inicial, ese momento se denomina el tiempo de retorno de la inversión, y podemos decir con certeza que la operación contabilizada en ese plazo de tiempo ha sido totalmente gratuita.

Calcular ahorros no es una tarea sencilla pero tampoco se trata de un cálculo exacto, sino que nos basamos en utilizar el coste actualizado de la energía multiplicado por la mejora energética que obtendremos en cada estación del año. Por supuesto sería imposible calcular el valor exacto, igual de imposible que saber como va a ser la climatología por adelantado. Pero ello es suficiente para valorar la idoneidad y las ventajas que ofrece la operación.

En el largo plazo está claro que es más conveniente invertir en mejorar nuestras construcciones para ahorrar en cada factura, que estar sujetos a los aumentos del precio de la energía y que no tengamos otra opción que pagar las facturas de forma incontrolada, Los edificios se suelen utilizan de forma continuada y por ello este ahorro siempre va a superar a la inversión incial. Sin embargo una propuesta económica ayuda a entender el valor relativo del importe de inversión necesario, que a veces puede parecer alto si no lo valoramos junto al beneficio que produce, y por ello independientemente del importe, se puede decir que si el tiempo de retorno es menor de 3 años, la conveniencia es muy elevada.

Contenidos relacionados

El consumo de energía se dispara

El coste y el consumo de energía se ha disparado durante años y es seguro que siga creciendo por el cambio a renovables

Ver contenido

Conseguir incentivos

Afortunadamente ahora hay muchas oportunidades conseguir ayudas para mejorar los edificios, aprovecha tus oportunidades!

Ver contenido

Empieza a ahorrar

El objetivo de nuestros proyectos es reducir el consumo, una vez terminados obtenemos un ahorro en la factura cada mes

Ver contenido

Entidad colaboradora

Habitaclima tramita directamente en su nombre la solicitud de incentivos y ayudas para la mejora de las edificaciones

Ver contenido